viernes, 14 de mayo de 2010

Trailer y aclaraciones sobre la película "Carlos" que se estrenará esta semana en el festival de Cannes


A primera vista, el ex crítico (de Cahiers du Cinéma) convertido en cineasta Olivier Assayas no parece el personaje clásico que se ve sumergido en una controversia más política que fílmica. Sin embargo, eso puede ocurrirle con su telefilm "Carlos".

La producción, pensada originalmente para la televisión y con una duración de 330 minutos, está por ser presentada empero en el festival de Cannes (el próximo miércoles 19 y de inmediato comenzará a ser difundida en capítulos por la televisión francesa). Antes de que los críticos comiencen a decir nada bueno o malo de ella hay alguien que ha comenzado ya a cuestionarla: su protagonista en la vida real, el terrorista político y asesino mercenario venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias "Carlos, el chacal".

Desde su celda en una cárcel francesa en la que cumple cadena perpetua, el Chacal ha desmentido ante la prensa algunas de las hipótesis que se proponen sobre él en el trabajo de Assayas, donde es encarnado por el actor Edgar Ramírez (mismo apellido, pero al parecer ninguna relación de parentesco). Por ejemplo, "Carlos" sostiene que la famosa toma de rehenes de la OPEP en 1975 en Viena le fue encomendada por el dirigente libio Muhammad Kadhafi y no, como se afirma en la película por el ex presidente iraquí Saddam Hussein.

RESPONSABILIDADES. "Es fácil atribuírselo a Saddam Hussein porque ya no está en este mundo para responder", rezonga "el Chacal", quien también sostiene que, en contra de lo afirmado por Assayas y su guionista Dan Franck tampoco se reunió en 1978 con el entonces jefe de la KGB, Yuri Andropov, de quien habría recibido la orden de asesinar al presidente egipcio Anwar el Sadat. "Carlos" admite que no está completamente seguro de que los soviéticos no hayan participado en absoluto en el asesinato de Sadat (cuyos acuerdos con Israel implicaban sin duda un revés para la política de la URSS en Medio Oriente), pero se declara más bien escéptico al respecto. En su opinión, los "sospechosos habituales" deberían ser más bien Kadhafi o Saddam, aunque prefiere evitar afirmaciones categóricas al respecto. Oficialmente, Sadat fue asesinado por sicarios del grupo extremista de los Hermanos Musulmanes, pero cabe un amplio margen de especulación con respecto a quiénes fueron los autores intelectuales del crimen.

Ciertamente, casi cada cosa que diga Ramírez debe ser sometida a un ejercicio de "hermenéutica de la sospecha". A lo largo de sus años de cárcel y de sus abundantes manifestaciones a la prensa, "el Chacal" ha exhibido con frecuencia un perfil de mitómano recurrente, y en una época solía incluso atribuirse acciones cometidas por otros extremistas para "inflar" su leyenda. Los analistas del terrorismo internacional suelen desconfiar bastante de él, y no falta quien lo ha descripto como "un incompetente con habilidad para las relaciones públicas".

Ramírez Sánchez nació en Caracas, Venezuela, el 2 de octubre de 1949, integró la Organización para la Liberación de Palestina, y tras varias operaciones fracasadas, alcanzó notoriedad pública con su incursión en la sede oficial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en Viena en 1975, donde provocó la muerte de tres personas. Durante varios años estuvo entre los fugitivos más buscados a nivel internacional, y la prensa lo vinculó con la creación del novelista Frederick Forsyth El día del chacal, publicada en 1973 y llevada al cine por Fred Zinneman. Una versión sostiene que el seudónimo nació cuando le encontraron el libro de Forsyth entre sus pertenencias, pero lo cierto es que la prensa ya se lo había adjudicado antes de ser detenido.

Como al personaje novelesco (presuntamente inspirado en un asesino profesional auténtico) a Ramírez se le atribuyeron toda clase de atentados y crímenes políticos no resueltos cometidos en los años setenta.

Objeción. Ramírez, que cumple pena en París por el asesinato de dos agentes franceses de inteligencia y un informante, y enfrentará próximamente otro juicio por atentados producidos en 1982 y 1983, solicitó ver la película de Assayas para poder cuestionar su contenido, pero la Justicia declinó el reclamo considerándolo "contrario a la libertad de expresión".

El director Assayas ha explicado que originalmente, los productores le pidieron una telefilm centrado en el episodio del arresto de Ramírez en Sudán (donde cayó en una celada en la que colaboraron autoridades saudíes y norteamericanas), y con un énfasis en la política exterior francesa con respecto a África. El cineasta confiesa que ese ángulo no le interesó, pero que el personaje del Chacal sí le parecía atrayente, y su contrapropuesta fue un relato de mayor extensión, que abarcara un período más largo en la trayectoria del protagonista, y le permitiera hacerlo interactuar con muchos otros personajes, preferentemente encarnados por actores que tuvieran su misma nacionalidad (palestinos haciendo de palestinos, iraquíes haciendo de iraquíes).

Había además un tema que intrigaba a Assayas: el proceso que convirtió a un presunto luchador de las "causas tercermundistas" en un asesino mercenario. El director lamenta haber tenido que suprimir del libreto algunas "licencias poéticas" (hechos no comprobados pero plausibles de la vida y la personalidad de Ramírez, que a su juicio lo habrían hecho más comprensible), pero al parecer quiso evitarse eventuales reclamaciones legales. O alguna bomba en el auto, si Carlos tiene todavía (como probablemente tenga) algunos amigos sueltos.

Tres antecedentes de un cineasta personal

Irma Vep

1996

Los antecedentes de Assayas como crítico tienen mucho que ver con esta película sobre un director que emprende un film "imposible" que es el que vemos.

Clean

2004

El trampa de la droga, y el empeño de una mujer por "limpiarse" (de ahí el título) y recuperar la custodia del hijo que perdió por culpa de su adicción. Sólido drama.

Las horas del verano

2003

Una mansión aislada, tres generaciones de una familia que se reúnen en ella, el tiempo que pasa. Refinada, elegante y muy francesa.

El mejor cine está hoy en la televisión

Cuando el libretista Dan Franck se asoció al proyecto de rodar Carlos, el director Assayas y él comenzaron a discutir las posibilidades de construcción del relato, y se lanzaron a un enorme trabajo de investigación y documentación. Pronto entendieron que tenían material para un film en tres partes y acaso en cuatro, aunque en ese momento los productores se pusieron firmes: tres sí, cuatro no.

Assayas insiste en que solamente un gran director de Hollywood hubiera conseguido la libertad que le dio la televisión. En Francia, sostiene, Carlos resulta impensable como proyecto cinematográfico. Sus colegas han objetado que "no es cine sino televisión", y algunos se opusieron a la exhibición en Cannes. Assayas les responde: "En efecto, no es el cine cuadrado y convencional que ustedes hacen. Es una forma de cine que ustedes me prohibirían hacer, y que es infinitamente más cinematográfico que las tres cuartas partes de la basura que ustedes producen".

Cuando la fama extiende la historia real de un personaje

La leyenda del Chacal es más extensa que su historia. Sus últimos años en libertad los pasó oculto y viviendo una existencia de bajo perfil en Hungría y tal vez Rumania. Para ganarse la vida salía, de cuando en cuando, de su escondite para llevar a cabo ataques al servicio de quien le pagara. El antiguo miembro del Partido Comunista y de la OLP, y ex alumno de la Universidad Patrice Lumumba de Moscú, había quedado muy atrás. También había quedado atrás la creencia en su participación en actos espectaculares como el avión de Air France secuestrado y llevado a Uganda en 1976, en la toma de la Embajada de Estados Unidos en Teherán, llevada a cabo por militantes islámicos en 1979, o hasta el asesinato de Somoza en Paraguay.

Diario español El Pais



3 comentarios:

Javier dijo...

Camarada hemos subido el banner de su blog en nuestros espacio

http://coordinadorasimonbolivar.org/

http://GradaPopular.TK este lunes de 8 a 9 pm en nuestro programa radial por la 94.7 fm Al Son del 23, comentaremos sobre la pelicula, espero sintonizen

Javier Xavier

superacion personal dijo...

pues no conozco mucho de cine, pero me imagino que es algun film de buena calidad, a veces los films de bajo presupuesto suelen ser mejores, mas limpios y realistas que los films que estan grabados para ser exitosos..

Anónimo dijo...

Saludos compañeros:
espero pronto ver la pelicula en mención de Olivier Assayas, pero desde ahora debo manifestar porque no se puede ser indiferente ante la falta de etica porque si realizamos una pelicula hacerca de un personaje debemos de recojer información más cercana a la verdad. En datos tan importantes para la misma historia, la cual tiene que ser conocida como fue en verdad y no como le conviene a la extrema derecha, desfigurar lo que les conviene es tan fácil para quienes ostentan el poder económico y político a nivel internacional...Que pena, pero nos seguimos dando cuenta que cada vez existen más alfombras del imperio, con solamente unas líneas Ilich lo ha demostrado, asi es, bueno pronto haremos documentales, peliculas, hasta novelas de nuestros compañeros revolucionarios pero como debe de ser hecho CON LA VERDAD, y estaremos para cuestionar a individuos que lo único que hacen es INCARSE CADA VEZ QUE VEN A UN GORILA, estaremos pendientes compañeros.